CALP I ELS INFORMES DE GREENPEACE.

DSC_0003

Ifac arrossegant els edificis del litoral de Calp.

Seria poc intel·ligent no fer cas dels informes de Greenpeace.

És cert que tenim el litoral tot ple de construccions.

Cal admetre que les coses s’haurien pogut fer millor, d’altra manera: tot deixant a banda conductes que han sigut conseqüència d’ambicions sens mesura i poca estima pel nostre poble.

Però el que no hauríem de fer mai es tirar-nos pedres a la nostra teulada, ni utilitzar els informes de caire negatiu per a la lluita política.

El que cal és fer paleses les nostres virtuts, que en tenim.

Sí, hi ha massa edificació al litoral calpí.

Però també és cert que Ifac és el parc natural més visitat de tot el País.

Podem afirmar que les nostre platges gaudeixen d’un nivell de qualitat superior a la de destins, diguem-ne, competidors.

La claredat de l’aigua de la costa de Calp és evident.

DSC_0001

Oltà – Calp

Tenim catalogat com a sól de màxima protecció les Salines, Toix i Oltà.

Llocs que, a banda de la platja, permeten  la possibilitat de la pràctica del senderisme, l’escalada, l’obervació d’aus i flora protegida, com la que se recupera després del desgraciat incendi a la microreserva de Toix.

Calp des del Pensí

Calp des del Pensí: Ifac a l’esquerre i Oltà a la dreta.

 

Margallons de Toix a boqueta de nit

Margallons de Toix a boqueta de nit

Aquesta entrada ha esta publicada en Opinions i notícies. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

3 comentaris a l'entrada: CALP I ELS INFORMES DE GREENPEACE.

  1. Viviana diu:

    Me cuesta recordar un informe, favorable o negativo, que no se haya utilizado con intencionalidad política.
    La intencionalidad política puede ser buena o miserable.
    Ocultar o minimizar fallos, errores, problemas, carencias… no los disuelve, no los desaparece.
    Lo más sensato cuando existe un problema es admitirlo, analizarlo a conciencia y corregirlo. Y si del análisis resulta que el problema tiene que ver con un sistema de gestión política, a lo mejor hasta es saludable empezar por poner el ojo en ese sistema de gestión política.
    Las bellezas y los prodigios paisajísticos y naturales son tan evidentes como las aberraciones y agresiones. Y también son utilizados noble y/o miserablemente con intencionalidad política.
    Un abrazo.

  2. Pepa Terrón diu:

    José Luis Luri me ha adelantado el contenido del artículo y el comentario de Viviana Borrajo.
    Menciono mi experiencia personal.
    Cuando compramos nuestra vivienda, la vendedora fue una estupenda profesional que advirtió que casi enfrente se iba a construir lo que ahora es el hotel Solymar.
    Se preguntó cual era la altura permitida y respondió con claridad. De ahí que nuestra respuesta fue: “Seguiremos viendo el mar y la avda. de Gabriel Miró ganará”.
    En la actualidad, si deseamos contemplarlo sólo nos está permitido de escorzo. El edificio es un espanto desde el punto de vista arquitectónico en primera línea (sobre gustos … los colores ) en un municipio como Calp y en alta mar, dan ganas de volarlo, si se pudiera. Del resto, no es necesario añadir más puesto que los eufemismos, parejos a las licencias de aprovechamiento urbanístico han estado a la órden del día.
    Evidentemente, hay zonas espectaculares como el Peñón y la Pobla Medieval. Ahora bien, por motivos personales, no he subido este año. Sin embargo, en años anteriores, la suciedad era la anfitriona cuando se inicia el ascenso.
    Recuerdo otro de cristal azul que a lo mejor en Valencia y en Alicante encajaría mejor o el que se edificó al lado, muy estrecho. Los subterfugios legales se inventaron para que no se obligara a edificar uniendo parcelas o desuniéndolas.
    Los Baños de la Reina son un estercolero ya que la valla ha estado todo el invierno caída y un común conocido sabe bien que peligro de fuego hay en Oltà.
    Todos podríamos añadir desaguisados de imposible solución. Lo cierto es que en otros pueblos cercanos, han respetado -salvo alguna excepción- las citadas alturas y han preservado del ladrillo inmisericorde, parques y espacios de asueto.
    Si tiramos hacía el Cocó, hace no mucho tiempo, las latas podridas, botellas rotas que “viven” de continuo, saludaban y el Jardín Botánico, sólo tiene una definición: estercolero.
    Un abrazo.

  3. Retroenllaç: “Lo pago con mis impuestos” | CambiaCalp

Els comentaris estan tancats.